Tecnología en la agricultura: la clave para la transformación agrícola
25 may. 2020

Probelte - Noticias - Tecnología en la agricultura: la clave para la transformación agrícola

Tecnología en la agricultura: la clave para la transformación agrícola

Uno de los aspectos fundamentales de cualquier profesión es, sin duda, la investigación y desarrollo de las distintas áreas que la componen, ya que sin esta labor imprescindible seguirían llevándose a cabo de una manera notoriamente ineficiente.

La agricultura es uno de los oficios en los que más se ha avanzado desde su invención, especialmente en el último siglo. Todavía hoy en día existen numerosos grupos de personas que se dedican al I+D en tecnología agrícola, y es una de las principales razones de la existencia de una carrera dedicada llamada Ingeniería Agrícola.

En este artículo vamos a hacer un breve repaso de los avances que se han producido o se están desarrollando, y cómo pueden cambiar de manera drástica el modo en el que cultivamos.

Nuevos productos químicos: la tecnología agrícola del tubo de ensayo

El sector químico es uno de los que más influyen en la agricultura, ya que los aspectos fundamentales del cultivo de los vegetales son el control del sustrato, los fertilizantes, los insecticidas, los herbicidas y el agua, entre otros.

En las últimas décadas se han desarrollado toda una serie de compuestos relacionados con la nutrición novedosos, como por ejemplo los bioestimulantes, de los que ya hemos hablado en otros artículos. En este aspecto podemos poner como claros ejemplos de ello a dos productos de Probelte de alta gama, como son Bulhnova y Bioprón. Ambos basan su composición en dos tipos de bacterias especiales, una encargada de solubilizar los fosfatos y otra de fijar el nitrógeno atmosférico, entre otras funciones positivas. Estos productos “vivos” enriquecen la rizosfera de nuestros vegetales y consiguen con ello fortalecerlos y nutrirlos de forma natural, todo ello utilizando un producto 100% respetuoso con el medio ambiente y cuyo uso está aprobado para la agricultura ecológica.

También se han producido avances en el desarrollo de moléculas que permitan combatir las enfermedades, plagas y malas hierbas en general, con una tendencia en alza en el uso de aquellos que son cada vez menos contaminantes y que solo afectan a la especie objetivo.

Por último, cabe destacar los esfuerzos que se están llevando a cabo para mejorar las técnicas de cultivo en interior, lo que ha llevado a la aparición de sistemas hidropónicos y aeropónicos que aprovechan mejor el espacio, el agua y los nutrientes. También merece la pena mencionar el desarrollo que se está haciendo de la tecnología led, que permitirá en un futuro conseguir espectros luminosos adaptados a cada especie con un consumo mínimo de energía.

Las nuevas tecnologías agrícolas electrónicas

El avance de la automatización en los cultivos se está presentando como el próximo hito imprescindible a conseguir para lograr una producción eficiente. En las últimas décadas se están consiguiendo mejorar toda una serie de aparatos cuyas funciones son de lo más variadas:

Los sensores son cada vez más precisos y transmiten más información, incluso en tiempo real. Esto ofrece la posibilidad de monitorizar y automatizar toda una serie de tareas con una mínima supervisión humana, con los consiguientes ahorros de energía, personal y tiempo. Ejemplos de ello serían los sensores de humedad, de nitrógeno (N-sensor), y de posición (GPS), cuyo uso permite el riego, fertilización y aplicación de productos fitosanitarios en zonas específicas y cuando la ocasión lo requiera de manera automática.

La maquinaria agrícola también está evolucionando de manera vertiginosa, con la aparición en el mercado de vehículos que cosechan, labran, o realizan otras tareas más rápido de lo que lo harían el correspondiente grupo de personas. Algunos incluso se podrán automatizar en un futuro para prescindir del operario que los maneja.

Comparte

ATRÁS