Probelte consigue la certificación EFR que la reconoce como empresa familiarmente responsable
07 ene. 2020

Probelte - Noticias - Probelte consigue la certificación EFR que la reconoce como empresa familiarmente responsable

Probelte consigue la certificación EFR que la reconoce como empresa familiarmente responsable

Aunque el artículo 35 de la Constitución española estipula que todos los españoles tienen derecho a tener un trabajo digno en el que ganen lo suficiente para satisfacer sus necesidades y las de su familia. Es importante velar por las opciones laborales, así como de un entorno en los que el trabajador se sienta cómodo y comprendido.

A veces, en el sector privado se aprecia bastante poca flexibilidad con sus empleados, un modelo que cada vez parece más obsoleto según los últimos estudios sobre productividad laboral; en los que se refleja que el descontento o felicidad de los empleados siempre va a repercutir en el trabajo que estos desempeñan, tanto para bien como para mal.

Probelte, sin embargo, siempre se ha enorgullecido de ser más que una empresa, con un modelo de negocio moderno en el que se cree firmemente que dar un trato positivo a los empleados mejora las dinámicas internas de la misma. Por todo ello, la empresa agroquímica murciana consiguió este año un certificado que la avala como Empresa Familiarmente Responsable.

¿Quién otorga los certificados EFR?

Los certificados EFR son únicamente otorgados por la fundación Másfamilia. Para desarrollar e implementar sus modelos EFR las empresas pueden hacerlo por su propia cuenta o recurrir a entidades homologadas como AENOR, Bureau Veritas o Deloitte.

¿Qué es un certificado EFR y para qué sirve?

EFR es, como bien define su creadora la Fundación Másfamilia, un movimiento a nivel internacional que viene a englobarse dentro de la RSE (Responsabilidad Social Empresarial). La RSE es un conjunto de prácticas, estrategias y sistemas de gestión empresariales que buscan el equilibrio entre el aspecto social, económico y ambiental de la actividad que están llevando a cabo, dejando de lado el antiguo enfoque basado únicamente en la productividad y competitividad de la empresa.

La EFR en particular busca específicamente el avance y desarrollo de prácticas empresariales que reconozcan y respeten la conciliación de la vida familiar y laboral de sus trabajadores, buscando por tanto un equilibrio que beneficie finalmente tanto al empresario como al empleado para que todos salgan ganando. Así mismo, fomenta la igualdad de oportunidades y la inclusión de personas desfavorecidas.

Aunque el título de EFR no tenga ningún valor desde el punto de vista legal, la obtención del mismo certifica que Probelte se preocupa por sus trabajadores y por tanto posee un valor añadido como negocio.

Comparte

ATRÁS