PRIVACY POLICE

  • 1. Términos de uso (o condiciones de uso)

    Se trata del clausulado dedicado  al uso de la web por cualquier internauta que tenga acceso a la misma, por el hecho de teclear el dominio o por hacer click sobre un enlace que le redirija a ella. Puede que no contrate ningún servicio, pero tenemos la obligación de informar al usuario-internauta de una serie de extremos:

    Las menciones del  artículo 10 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico (en adelante, LSSI), de forma obligatoria, permanente, fácil, directa y gratuita:

    Nombre o denominación social del titular de la web, así como el domicilio o domicilio social y/o cualquier otro dato que permita establecer una comunicación directa y efectiva.

    El número de identificación fiscal (N.I.F o C.I.F).

    Si se trata de una sociedad mercantil (una Sociedad Limitada, por ejemplo), deben hacerse constar los datos de inscripción en el Registro Mercantil de la provincia de que se trate.

    Si la  actividad estuviese sujeta a un régimen de autorización administrativa previa, deben hacerse constar los datos relativos a dicha autorización, así como el órgano administrativo encargado de su supervisión.

    Si se ejerce una profesión regulada (arquitecto, abogado, médico…), deberán indicarse los datos del Colegio Profesional al que en su caso pertenezca y el número de colegiado, el título oficial o profesional con el que cuente y el Estado de la Unión Europea y del Espacio Económico Europeo en el que se expidió dicho título y, en  su caso, la correspondiente homologación de dicho título. También deberán hacerse constar las normas profesionales o códigos de conducta aplicables al ejercicio de su profesión y los medios a través de los cuales se pueden conocer (valdría un link a la página donde se recojan del Colegio Profesional de que se trate).

    Deben  facilitarse de forma clara y exacta los precios del producto o servicio que ofertamos, indicando si incluye o no los impuestos aplicables y, en su caso, sobre los gastos de envío o en su caso aquello que dispongan las normas de las Comunidades Autónomas con competencias en la materia.

    También podemos incluir distintos tipos de cláusulas, cuya finalidad no es otra que informar al usuario de qué manera queremos que se haga uso de nuestra web:

    Cláusulas sobre propiedad intelectual
    Resulta cuanto menos, conveniente, hacer constar en los términos de uso quién es el titular (propietario o licenciatario) de los contenidos de una web, así como cuestiones tales como cuál es el régimen al que queremos someter los contenidos de nuestra web: con una reserva absoluta de derechos o si optamos por las figuras del “copyleft”, cediendo o licenciando nuestros contenidos, estableciendo o no límites a esa licencia o autorización de uso. Obviamente dependerá del producto o servicio que ofrezcamos a través de nuestra web. Si, por ejemplo, a través de nuestra web ofrecemos software libre, tendremos que establecer de qué manera permitimos el uso de ese software.

    Cláusulas relativas a la política de enlaces de nuestra web
    Básicamente, en estas cláusulas regularemos qué ocurre con los enlaces publicados en nuestra web, exonerándonos de responsabilidad con respecto al contenido de esas páginas que pertenecen a terceros y de las que no tenemos control alguno.

    También podemos establecer condiciones relativas a cómo queremos o cómo no queremos que nos enlacen el resto de páginas, como por ejemplo, prohibir deep-links, enlaces IMG o de imagen, frames, que puedan hacer entender al usuario que están en otra web que no es la nuestra. Al final, si quieren enlazarnos de esa manera, lo harán, pero por lo menos no podrán esgrimir que no se lo advertimos.

    Cláusulas relativas al derecho de exclusión de acceso a la web
    Destinadas para informar que no podrán acceder a la web a aquellos que incumplan las condiciones establecidas en los términos de uso.

    Reserva del derecho a modificar los términos de uso
    Podemos incluir una reserva del derecho a modificar los términos de uso, pero dejando claro que la modificación tendrá efecto con respecto a los que usen de la web con posterioridad a esa modificación.

    Y cualesquiera otras cláusulas que estimemos necesarias para regular el uso que de la web hagan aquellos internautas que la visitan.

    2. Política de privacidad

    La política de privacidad no es otra cosa que las menciones que debe contener nuestro aviso legal en relación con los datos de carácter personal que, en su caso, recabemos, a través de los diferentes formularios que hayamos dispuesto por toda nuestra web.

    No importa para qué sea ese formulario: de contacto, para comentar el blog de la web, para pedir información, para contratar un servicio, etc. En todos  esos formularios recabamos datos personales, entendiendo por datos personales “cualquier información concerniente a personas físicas identificadas o identificables” (artículo 3. a) de la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD).

    En cuanto a qué debe contener la política de privacidad de mi blog, trataremos este tema en profundidad en un post posterior.

    ¿TE GUSTA LO QUE ESTÁS LEYENDO?

    ¡Pues únete a una comunidad de 20.000 suscriptores!

    Recibirás contenidos exclusivos para suscriptores + una copia gratis de este eBook de técnicas y trucos para hacer tus contenidos irresistibles.

    ¡Lo quiero ya!
    Garantizamos 100% tu privacidad. No compartiremos tu email con nadie.
    3. El aviso legal y las cookies

    Aunque la estamos tratando como un tema aparte de la política de privacidad, no nos equivoquemos, la política de cookies forma parte indisoluble de aquélla, toda vez que las cookies son archivos de información que el servidor de un  sitio web envía al dispositivo (ordenador, smartphone, tablet, etc.) de quien accede a la página para almacenar y recuperar información sobre la navegación que se efectúa desde dicho equipo.

    En el año 2012 se modificó el artículo 22.2 de la LSSI  y a esa  se le vino a llamar la “Ley de cookies”, cuando en realidad se trataba de la modificación de un sólo artículo que regulaba esta cuestión.

    Las cookies no recaban datos personales, pero sí pueden proporcionar muchísima información sobre los hábitos de navegación del usuario, e incluso de la IP, y como quiera que esa información podría en algunos casos servirnos para identificar al interesado, debemos informar del uso de cookies a los usuarios con arreglo a lo dispuesto en la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD).

    Nadie se lo tomó muy en serio al principio, pero  cuando la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) sancionó por primera vez en 2014 a una empresa con una multa de 3.500 €  por no avisar del uso de cookies, todo el mundo se “puso las pilas” en materia de información del uso de cookies.

    En definitiva, para que nuestra web utilice cookies, debemos recabar el consentimiento del usuario a la utilización de las mismas, previamente a su instalación. Sí, previamente a su instalación, por lo que es más que recomendable que no se instalen todas las cookies nada más entrar a la web, si no, tras la aceptación por parte del usuario de la instalación de las mismas.

    3.1 ¿Cuándo debo disponer de una política de cookies?
    No será necesario advertir del uso de cookies ni de disponer de una política de cookies – según el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información (LSSI) – si las cookies se instalan “al solo fin de efectuar la transmisión de una comunicación por una red de comunicaciones electrónicas o, en la medida que resulte estrictamente necesario, para la prestación de un servicio de la sociedad de la información expresamente solicitado por el destinatario”.

    Se está refiriendo el citado artículo 22.2 de la LSSI a las cookies que sean inherentes al funcionamiento de la web o, por ejemplo, al caso de las cookies que se instalan para el funcionamiento del “carrito de la compra”, para recordar el idioma de la web o para  el mantenimiento actualizado de los precios de los productos ofertados en un e-commerce.

    Si nuestra web instala cualquier otro tipo de cookie (de  Google Analytics, Disqus, Optimizely, Doubleclick, etc…) en los  dispositivos de los internautas que acceden a nuestra web, tendremos que obtener el consentimiento de tales usuarios antes de que se proceda a la instalación de los mismos, realizando una advertencia del uso de las cookies y disponiendo de una política de cookies a la que remitirnos para informar al usuario.

    3.2 ¿Cómo debo informar del uso de cookies?
    ¿Basta solo con el plugin de “esta web utiliza cookies” que salta nada más entrar a la web?

    La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha tenido ocasión de pronunciarse respecto a la forma de informar al usuario y obtener su consentimiento a la utilización de cookies en su Guía de Cookies. No obstante, dicha guía seguro que en los próximos meses sufrirá modificaciones, por lo que habrá que estar atentos.

    Entre los métodos más comunes destacar:

    A través de la aceptación de los “Términos y condiciones de uso” o de su “Política de privacidad” al solicitar el alta en un servicio.
    Durante el proceso de configuración del funcionamiento de la página web o aplicación (Settings-led consent).
    En del momento en que se solicite una nueva función ofrecida en la página web o aplicación. (Feature-led consent).
    Antes del momento en que se vaya a descargar un servicio o aplicación ofrecido en la página web.
    La denominada, información por capas
    El método de información por capas
    Es el método más extendido.

    Una primera capa sería el banner o ventana de aviso que  salta automáticamente al entrar en una web (mediante la instalación de un plugin), que ya nos es tan familiar a todos y en el que debemos de informar de que la web utiliza cookies y si son de la propia web (propias) o de otras webs (de  terceros), describiendo de una manera clara, aunque sintética, la finalidad para la que se instalan, emplazando al usuario a obtener más información en un link o enlace que redirija a la política de cookies, advirtiendo que si sigue navegando por la web podría entenderse que se está aceptando la utilización de cookies.

    Es muy importante que si las cookies se van a instalar para conocer los hábitos de consumo del usuario o para realizar análisis estadísticos, se exprese ya así en la primera capa de información sobre cookies.

Categories and tags

  • Categories
  • Tags

Contacta con nosotros


C/ Antonio Belmonte Abellán, 3-5 
30100 Murcia, España 
Tlf.: +34 968 307 250 - Fax: +34 968 305 432 
probelte@probelte.es